Tacoa da lástima: solo produce 300 megavatios de los 2.000 que generaba

Foto: Referencial

Aunque tiene más de más de 40 años de experiencia en el sector eléctrico, Domingo González, secretario de organización del Sindicato de Trabajadores Electricistas, Similares y Conexos del Distrito Capital, Miranda y Vargas,  advirtió que no puede precisar las causas de la explosión ocurrida el 9 de septiembre.

Sin embargo, dijo que pudiera ser el resultado de la falta de mantenimiento que vienen denunciando desde la gestión de Alí Rodríguez Araque.

“Antes daba rabia entrar a la planta de Tacoa y ver las condiciones en las que está, pero ahora eso da lástima. Está en la ruina total. Por eso, desde el 2010, cuando el ministro Alí Rodríguez Araque era el presidente de la empresa venimos advirtiendo que se necesitaban recursos para el mantenimiento de las plantas. Lo hacíamos porque las termoeléctricas se dañan mucho más rápido que las hidroeléctricas ya que uno aplica temperaturas, por el salitre y demás factores”, dijo.

González recordó que hace varios años tenían incluso dos helicópteros “con los que hacíamos recorridos con unas cámaras térmicas por las líneas de alta tensión para chequear los puntos calientes que podrían generar la fractura de una línea de alta tensión y con ello un apagón. Eso se hacía cada mes. Al detectarse se remitía a una cuadrilla que hacía el mantenimiento”.

Insistió que, ante las demandas de mantenimiento que le hacían a Rodríguez Araque, este les aseguraba que esos recursos eran desviados al pueblo. “Esas eran sus palabras textuales y él permitía que lo grabáramos. Nos decía: ‘los recursos que aprobó el presidente fueron desviados al pueblo”, relató.

Sobre la planta de Tacoa, puntualizó que tenía capacidad instalada de generación de 2.000 megavatios, pero ahora no llega 300 a través de dos plantas: la de Picure, que produce máximo 75 megavatios; mientras que el resto lo generan las barcazas, que eran plantas flotantes de emergencia y se quedaron como permanentes.

“Consecuencia de la falta de mantenimiento que se viene reportando hace 10 años pudiera ser lo que está ocurriendo ahora. Los sindicatos siempre hemos alertado sobre la falta de mantenimiento, porque no queremos que pase lo que está ocurriendo ahorita con la electricidad”, remarcó.

Resaltó que “estos apagones en el estado se suman a la necesidad de los trabajadores de herramientas de seguridad, vehículos, un salario y HCM dignos. Todos los beneficios contractuales y de ley han sido congelados. Acabaron con nuestras prestaciones sociales. Hay trabajadores que se van jubilados y apenas reciben 100 mil bolívares”, lamentó.

“En 2010 éramos 47 mil trabajadores y hoy no llegamos a 15 mil a nivel nacional. La empresa se niega a dar el número exacto de la nómina. Antes nos las daban incluso impresa con los salarios de cada persona, pero hoy no”, denunció.

El agarrón entre Donald Trump y John Legend en Twitter

El hampa no da tregua: dos comerciantes han sido asesinados en Caracas en menos de cinco días