Pensionados en Lara: “Si esto es amor no lo quiero”

Adultos mayores de Lara aseguran que la pensión que es cancelada de forma mensual no les alcanza para vivir de forma digna, indican que son 40 mil bolívares que no son pagados completos y el día que deben cobrarlo son sometidos a humillaciones vulnerando por completo todos sus derechos humanos.

Valentino Volpato es un profesor jubilado que manifiesta que los pensionados viven todo un dilema a la hora de cobrar o compran medicina o comen, asegura que el Gobierno crea falsas expectativas al decir que son atendidos a través del amor mayor “si esto es amor no quiero ese amor” tan solo pide que los traten con respeto y dignidad.

Arnoldo Rodríguez, es un abuelo de 82 años que le ha tocado nuevamente regresar a las calles a trabajar porque no sobrevive con la pensión, asegura que en Venezuela se cobra menos de 2 dólares y su nieto le contó que en Chile un jubilado gana 200 dólares mensual dinero que le alcanza “para andar bien vestido”. “Que le pongan a ellos esa pensión a ver si van a sobrevivir con eso”, señala el octogenario.

Wilky Riera, manifiesta que los 40 mil bolívares que cobran no les alcanza para nada “este Gobierno se jacta en decir que estamos bien y la verdad es que no” lo que cobran los pensionados se vuelve sal y agua “si compras una cosa no puedo comprar otra, esto es una miseria de sueldo que no satisface las necesidades del ser humano.

Edgar Silva coordinador nacional para la defensa de DD. HH. de pensionados jubilados, adulto mayores y personas con discapacidad manifiesta que están matando lentamente a los adultos mayores, “se están muriendo pensionados y adultos mayores por falta de medicina, se están desnutriendo, se están muriendo por falta de alimentación y la defensoría del pueblo es el garante de todos los derechos humanos de todos los venezolanos y en este caso de este grupo vulnerable que es los adultos mayores tienen que darnos una respuesta nuestros viejos se están muriendo en Venezuela el peor país para envejecer se ha convertido Venezuela”.

En condición de defensor de DD. HH. el profesor Silva acudiría a la Defensoría del Pueblo a exigir que los salarios se homologuen a lo que cuesta la cesta básica, a que se restituya el bono de alimentación aprobado por la Asamblea Nacional en el 2016 y que el propio tribunal de justicia ordenó su cancelación, mismo que Maduro denominó bono de guerra económica pero que dejó de cancelar desde agosto del 2018 y así mismo exigir que sea pagado en su totalidad el dinero y no a cuenta gotas como lo hacen ahora.

Almagro

OEA condenó persecución de Maduro a diputados

Cabello caraotadigital

Cabello amenazó a la Lvbp: ojalá no se les ocurra suspender el béisbol