Airbus A380 despegó con la mitad de su capacidad «por temor a que la pista se hundiera»

Foto: Cortesía

Aunque medios oficialistas festejaron con bombos y platillos el arribo al país, específicamente, al Aeropuerto Internacional de Maiquetía, del avión más grande del mundo, no todo es color de rosa.

Una fuente vinculada al sector aéreo confirmó a Caraota Digital que la llegada y partida de la aeronave fue accidental.

«El avión que Estelar había alquilado para el traslado de los más de 500 pasajeros varados en Maiquetía con destino a Madrid fue descartado, debido a los daños que sufrió tras introducirse un zamuro en uno de sus motores».

Foto: Cortesía

Explicó que por esta razón es que alquilan el A380, que tiene capacidad para 509 pasajeros y que arribó al país proveniente de Madrid. Se trata del avión comercial más grande que por primera vez aterriza en Maiquetía.

De acuerdo con la fuente, el Airbus no prestará servicio de manera permanente. «Incluso debió despegar con la mitad de los pasajeros varados, unos 250, porque tenían miedo de que la pista se hundiera».

Sólo quedan 10 aerolíneas de 32 que habían hace 5 años

Durante su participación en la XXVII Exposición de Viajes y Turismo Avavit, organizada por la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo (Avavit), Humberto Figueroa, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), explicó en su intervención que en el pais solo quedan 10 operadores aéreos entre nacionales y extranjeros.

Foto: Cortesía

Detalló que en 2013 se contabilizaban 352 vuelos semanales, cifra que cayó a apenas 100 en 2019.

«El turismo sostenible, la alternativa para Venezuela» fue el nombre de su ponencia en el evento que se llevó a cabo en junio pasado en el hotel Eurobuilding de Caracas.

En ella indicó que hace cinco años operaban 32 líneas aéreas en el país, donde sólo quedan en la actualidad los operadores internacionales Copa, Tap, Air Europa, Iberia, Air France, Turkish Airlines, Wingo y Cubana de Aviación.

Tortura y aislamiento: lo que viven presos tras los barrotes del Sebin y Dgcim

¡Hambre pareja! 6,8 millones de venezolanos no pueden alimentarse