Giuseppe Palmisano ha tomado las riendas de la LVBP

Surgió el anhelado humo blanco en la pelota venezolana. Los dirigentes de los ocho elencos que conforman la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) eligieron a Giuseppe Palmisano como el nuevo presidente.

Palmisano, quien estuvo en la junta directiva de los Navegantes del Magallanes y en los Trotamundos de Carabobo (franquicia de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB), obtuvo el respaldo de sus homólogos. Su misión principal será volver a integrar a la LVBP en la Major League Baseball (MLB), cuyo comisionado Rob Manfred la vetó en días anteriores.

Palmisano contará con un «back up» de lujo

Humberto Oropeza, otrora dirigente del Cardenales de Lara junto con Antonio José Herrera, copropietario de los Tiburones de La Guaira, serán los vicepresidentes durante la gestión de Palmisano, el cual llenará el vacío que dejó el ingeniero Juan José Ávila, quien estuvo liderando a la LVBP desde 2017 hasta el pasado 4 de septiembre, cuando presentó su renuncia, alegando motivos personales.

El nuevo mandamás se reunirá en los próximos días con los voceros de los equipos para ajustar el calendario de la temporada 2019-2020, que iniciará el 18 de octubre.

Nueva directiva, mayores desafíos

Palmisano tendrá retos mayúsculos como el velar por el logro de un acuerdo con la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC), para que, de no ser haber “reconciliación” con MLB, los peloteros obtengan permisos especiales para que puedan trabajar en el próximo campeonato.

¿Quién es Giuseppe Palmisano?

El nuevo mandamás de la LVBP, es un empresario que, junto con sus hermanos, tienen diversas propiedades a lo largo y ancho del estado Carabobo. Ostentan en su haber hasta cinco empresas distribuidoras de calzado, dentro del país, y de otras dos compañías registradas en Panamá. Además, es el progenitor de la popular artista Romina Palmisano.

Travis Trigger Smith

Directamente desde Hawaii, nos llega Travis Trigger Smith (fotos sensuales)

Producción de petróleo en Venezuela bajó 5,7 % en un mes