Un Pastor alemán y sus dueños son los protagonistas de este tierno video

pequeño

Jugar con tu pequeño es uno de los momentos espectaculares de la vida de todo padre, pero cuando tienes perro y quieres divertirte con los dos, es mucho mejor.

En el siguiente video un hombre convierte a su hijo en una bala, lo carga y lo lanza a la cama. El pequeño emocionado vuela por los aires y quiere volver a sentir esa emoción.

Mientras el chico cae en la cama, su papá llama al peludo de la casa que acude a sus brazos y recibe la misma emoción que su hermanito humano.

Los tres se divierten como niños, aunque el papá hace el mayor esfuerzo, lo hace con emoción, a sabiendas que su pequeño y su perro se están divirtiendo, y haciendo la cola para volar nuevamente.

 

Los Miserables llegará al Teatro Teresa Carreño en octubre

Top 5 de Cinex: Pennywise aterroriza la taquilla nacional